domingo, 8 de diciembre de 2013

Atrapada en llamas.

Me incorporo en la cama
intento mantenerme
apoyar la cabeza
pero está vacío
y me convierto en oscuridad
esperando para absorberme
en este trayecto,
con dirección a ninguna parte.

Allí estoy yo
donde quiera que tú estés,
y que mi cuerpo aguante
hasta que todo acabe.
Inhalo fuerte
no hay nada que quiera remediar
el dolor quema
y siempre resta.

Mis manos conservan tu aroma
y respiro, atrapada en llamas
mientras tú cantas, yo grito
pero mi cuerpo aguanta.