jueves, 17 de octubre de 2013

Grito al mundo.

Nos hacemos pequeños poco a poco.
Nos ahogamos en las sombras
gritándonos al oído
quemándonos de la niebla
y rendidos del cansancio.

Porque no nos toman en serio.
Se ríen en nuestras caras,
se ocultan con máscaras
y fingen que nos favorecen.

Altos cargos de mierda.
Superiores de pacotilla
que sólo quieren salvarse el culo.
Y mientas nosotros morimos,
de mil formas distintas.