domingo, 27 de octubre de 2013

Cenizas de una canción de amor.

Te llamo a la puerta
pero la encuentro vacía.
Llueve
pero no me importa.
Ya estoy aquí.
Ya sabes la canción
aunque esté llena de silencios,
ya poco aventurados.
No puedo hacer nada
excepto besarte por medio de estas letras.
Me paso el día empujando
para que lo entiendas.
Huyendo de mí cuando no estoy contigo.
Huyendo de la gente y de las dudas
y adentrándome en el mar
con mi amor quemándose 
en la hoguera, a orillas del mar.
Sin dejar nada más que las pobres cenizas oscuras
de una mujer que ya transita al otro lado de la orilla.