domingo, 27 de octubre de 2013

Noches de Domingo.

Alguien dijo que se pierden cosas por el camino
y yo sólo sé que los días grises son nostalgias
que lloran
que se apagan
aunque te guiñen un ojo
para distraerte de lo que arrastras
para invitarte al olvido
para ser y respirar hasta el fondo
para amarte una y otra vez
para que seas consecuente
y ordenes tus pensamientos.

Sigues sola,
pero tu corazón todavía late
y lo hace tan fuerte
preparado para un nuevo comienzo
en esta Noche de Domingo.
Libre y sin registro.

Cenizas de una canción de amor.

Te llamo a la puerta
pero la encuentro vacía.
Llueve
pero no me importa.
Ya estoy aquí.
Ya sabes la canción
aunque esté llena de silencios,
ya poco aventurados.
No puedo hacer nada
excepto besarte por medio de estas letras.
Me paso el día empujando
para que lo entiendas.
Huyendo de mí cuando no estoy contigo.
Huyendo de la gente y de las dudas
y adentrándome en el mar
con mi amor quemándose 
en la hoguera, a orillas del mar.
Sin dejar nada más que las pobres cenizas oscuras
de una mujer que ya transita al otro lado de la orilla.

domingo, 20 de octubre de 2013

Ensueño.

Alguna vez desperté
con la cara pintada,
pintada de tu aliento y de tu risa.

Alguna vez intenté en este ensueño
dibujarte al lado mío
tan cálido y profundo
tan distraído y desparpajado.
Alguna vez lo intenté...

No obstante, cuando despierto,
despierto con cuerdas de guitarra desgarradas
con la voz quebrante
con sonidos turbios
y con la cara pintada de tatuajes,
de tatuajes que no dibujan lo que siento.

Desperté sin ansias de desenfreno
con el seguro puesto a todas partes
con paso firme y sin torbellinos alrededor.
Calmada, frente al espejo.
Pobre animal escondido.
Pobre animal desvalido.
Y así todos los días, ensueño.

jueves, 17 de octubre de 2013

Grito al mundo.

Nos hacemos pequeños poco a poco.
Nos ahogamos en las sombras
gritándonos al oído
quemándonos de la niebla
y rendidos del cansancio.

Porque no nos toman en serio.
Se ríen en nuestras caras,
se ocultan con máscaras
y fingen que nos favorecen.

Altos cargos de mierda.
Superiores de pacotilla
que sólo quieren salvarse el culo.
Y mientas nosotros morimos,
de mil formas distintas.

lunes, 7 de octubre de 2013

Minitextos #4.

Tenía esa mirada perfecta
que traspasaba la calma.
También, esa soledad
de la que se ha perdido todo.
Y esa boca
en la que me perdí yo,
sin ver nada más
porque sólo bastó con eso.

Minitextos #3.

Uno se construye sus propias historias.
No importa lo pequeñas que sean,
absurdas o inverosímiles,
te las llevas dentro y punto.

Y lo hermoso que sería...

"Y lo hermoso que sería si, para cada mar que nos espera, hubiera un río para nosotros. Y alguien capaz de cogernos de la mano para encontrarlo -imaginarlo, inventarlo- y de depositarnos sobre su corriente con la ligereza de una sola palabra, adiós".