viernes, 30 de agosto de 2013

El límite entre el amor, su comprensión y la realidad.

Sabes que estamos aquí por pura coincidencia
y que esto, durará poco.
Aunque prefieras decir todo lo contrario.

Lo rápido acaba pronto.
Muy temprano
y eso es así.
Las batallas hay que lucharlas,
pero lucharlas bien y no achucharlas,
como si de ositos de peluche se tratasen.
Y... amor lo siento pero,
yo no veo aquí ni la más mínima guerra
que merezca la pena luchar.

Puedo volverme loca
y estar mal o bien por alguien.
Puedo soñarle, puedo acariciarle
aunque sea en mis pensamientos.
Puedo imaginar que toca mi puerta
y que esa persona se esconde detrás de ella.
Pero es que siento, cada vez más,
que ese alguien
no fuiste,
no eres,
ni serás tú de ninguna manera.
Porque siento que sólo fue
una mentira piadosa más,
sin culpas para nadie ni malos tragos.
¿Comprendes?

~~