domingo, 8 de diciembre de 2013

Atrapada en llamas.

Me incorporo en la cama
intento mantenerme
apoyar la cabeza
pero está vacío
y me convierto en oscuridad
esperando para absorberme
en este trayecto,
con dirección a ninguna parte.

Allí estoy yo
donde quiera que tú estés,
y que mi cuerpo aguante
hasta que todo acabe.
Inhalo fuerte
no hay nada que quiera remediar
el dolor quema
y siempre resta.

Mis manos conservan tu aroma
y respiro, atrapada en llamas
mientras tú cantas, yo grito
pero mi cuerpo aguanta.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Autobúsqueda.

Llaman a mi puerta
- quizás sea la locura
que viene a buscarme-
Me despierto y tiro de ella haciéndome pequeña
tiro de la seda estropeada
de sensibilidades insensibles
y de vías invisibles que alcanzo con ansias
que vienen y van.

Este ánimo incontrolable que controla mi todo.
Aquello que daña
se escapa del alma
le dices y ya ha desaparecido.
No siempre es diamante
también, seda oscuridad.

Es algo distinto
eso lo he comprendido
y esto es necesario
es para acabar conmovidos
arropándonos uno al otro
viendo el mar imperturbable
siendo mariposa nocturna
buscando destinos en cadena.

Podría perderme, yo que sé
pero prefiero la emboscada
que me ayude a entender, a crecer.
Es una autobúsqueda
de mis más y mis menos
y créeme, es hermoso.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Con alas nuevas.

Escribo tu nombre en mi almohada
cálida y a la vez tan fría
llena de besos que cubrieron mi cuerpo
y que ahora inundan mis ojos.

Ya no me miro al espejo,
al menos ya no como antes,
él lo deslumbraba con su silueta
allí plasmado, tan dulce y risueño.

Ya no me pinto la cara de enamorada
ni destaco los besos allí grabados con colorete.
En cambio, maquillo una y otra vez cada matiz
maquillo a una chica distinta
ocultando los arañazos
y la desgana que desprende mi cuerpo cada día.
Me disfrazo de chica feliz
a la que nada le falta
y hasta me lo estoy creyendo.

Ya no sangro cuando me corto
ya mis venas no son sensibles
mis muñecas están cicatrizadas
y empiezan a brillar.

Vuelvo a andar sin tambalear
Vuelvo a hacer y no parar.
Llega el frío y le hago frente al miedo.
Cae la noche y ya no me asusta.

Atrás Melancolía.

Independiente, solitaria.

No cortarán mis alas.

Nadie me va a alcanzar.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Ahogos.

Hoy estoy aquí
para hablarte de sueños ahogados
que se escaparon arrolladores
antes del amanecer.
No florecieron jamás
sólo se convirtieron en tinieblas imborrables
dispuestas a arrancarme la piel
como tornados aborrecibles que arrasan
que desvanecen todo a su antojo.

Y luego le lloro al bolígrafo y a su papel
reclamando noches de estampa
jugosas e insaciables
una y otra vez.
Le lloro al canto de los pájaros
tan naturales e ingeniosos
que ya poco tienen que hacer conmigo
una y otra vez.

Alguien me dijo alguna vez
que no todo estaba perdido
aunque nada se sirve en bandeja.
Porque todo se reclama
todo se lucha
todo se acaba.
Me recuerda a ti
Tú perdido entre mis piernas
enlazado a mí en un sinfín.
Qué bonita estampa
que ya sólo existe en mi cabeza.

Mi imaginación cada día alcanza límites interminables
y tú apareces en ella
tan sonriente y despreocupado
humilde, consentido.
Pero tan fugaz a la vez
desapareciendo sin dejar rastro.
Y cuando vuelvo a lo real,
los amaneceres siguen preciosos
las olas ya alcanzan la perfección
y los pájaros cantan
regalando sus versos al cielo
como si nada de esto hubiese ocurrido.
Sólo encuentro un hueco vacío
aquí solo, corrosivo 
y distante en el olvido.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Emboscada.

Rozó mi corazón enfermizo.
Su almohada fue mi punto de apoyo.
Y el mar, mi soledad.

Las noches se hicieron tormentas
cuando dejó de nadar entre mis brazos
deslizándose entre olas
escapándose sin más.

Triunfé contra todas las emboscadas posibles
y ahora no consigo derribar la más difícil,
la mía propia, que no quiere olvidar.

Estoy viva.
No me preguntes por qué
No importa lo que sucederá
las pasiones que recorrerán esto,
este sistema frío
que está llegando a su final.

Ven y dime la verdad.
Sigo viva.

domingo, 27 de octubre de 2013

Noches de Domingo.

Alguien dijo que se pierden cosas por el camino
y yo sólo sé que los días grises son nostalgias
que lloran
que se apagan
aunque te guiñen un ojo
para distraerte de lo que arrastras
para invitarte al olvido
para ser y respirar hasta el fondo
para amarte una y otra vez
para que seas consecuente
y ordenes tus pensamientos.

Sigues sola,
pero tu corazón todavía late
y lo hace tan fuerte
preparado para un nuevo comienzo
en esta Noche de Domingo.
Libre y sin registro.

Cenizas de una canción de amor.

Te llamo a la puerta
pero la encuentro vacía.
Llueve
pero no me importa.
Ya estoy aquí.
Ya sabes la canción
aunque esté llena de silencios,
ya poco aventurados.
No puedo hacer nada
excepto besarte por medio de estas letras.
Me paso el día empujando
para que lo entiendas.
Huyendo de mí cuando no estoy contigo.
Huyendo de la gente y de las dudas
y adentrándome en el mar
con mi amor quemándose 
en la hoguera, a orillas del mar.
Sin dejar nada más que las pobres cenizas oscuras
de una mujer que ya transita al otro lado de la orilla.

domingo, 20 de octubre de 2013

Ensueño.

Alguna vez desperté
con la cara pintada,
pintada de tu aliento y de tu risa.

Alguna vez intenté en este ensueño
dibujarte al lado mío
tan cálido y profundo
tan distraído y desparpajado.
Alguna vez lo intenté...

No obstante, cuando despierto,
despierto con cuerdas de guitarra desgarradas
con la voz quebrante
con sonidos turbios
y con la cara pintada de tatuajes,
de tatuajes que no dibujan lo que siento.

Desperté sin ansias de desenfreno
con el seguro puesto a todas partes
con paso firme y sin torbellinos alrededor.
Calmada, frente al espejo.
Pobre animal escondido.
Pobre animal desvalido.
Y así todos los días, ensueño.

jueves, 17 de octubre de 2013

Grito al mundo.

Nos hacemos pequeños poco a poco.
Nos ahogamos en las sombras
gritándonos al oído
quemándonos de la niebla
y rendidos del cansancio.

Porque no nos toman en serio.
Se ríen en nuestras caras,
se ocultan con máscaras
y fingen que nos favorecen.

Altos cargos de mierda.
Superiores de pacotilla
que sólo quieren salvarse el culo.
Y mientas nosotros morimos,
de mil formas distintas.

lunes, 7 de octubre de 2013

Minitextos #4.

Tenía esa mirada perfecta
que traspasaba la calma.
También, esa soledad
de la que se ha perdido todo.
Y esa boca
en la que me perdí yo,
sin ver nada más
porque sólo bastó con eso.

Minitextos #3.

Uno se construye sus propias historias.
No importa lo pequeñas que sean,
absurdas o inverosímiles,
te las llevas dentro y punto.

Y lo hermoso que sería...

"Y lo hermoso que sería si, para cada mar que nos espera, hubiera un río para nosotros. Y alguien capaz de cogernos de la mano para encontrarlo -imaginarlo, inventarlo- y de depositarnos sobre su corriente con la ligereza de una sola palabra, adiós".

viernes, 30 de agosto de 2013

Nos ocultamos y morimos.

Nos ocultamos y morimos.
Nos disfrazamos entre las calles de la ciudad.
Dando tumbos en nuestra cabeza
y fingimos para no hacerlo notar.

Nos ocultamos en la calle, en el trabajo,
en el cine, en el mar...
donde nuestra mano camina vacía
donde nuestra cabeza ya no,
ya no frecuenta ese hombro.
¡Y dichoso aquel hombro, amigo mío!

Nos ocultamos en el mismo lugar
donde estás fuera de mí.
Y nos ocultamos en nuestras palabras
aunque no podamos hacer nada contra la mirada
y el cuerpo, que lo dice todo.

Lo sabemos.
Lo ignoramos.
Lo separamos del resto
y entre los dos nos ahogamos
cayéndonos al abismo de lo real.

Morimos sin hacer nada
mientras el tiempo corre
y corre, como nunca.

El límite entre el amor, su comprensión y la realidad.

Sabes que estamos aquí por pura coincidencia
y que esto, durará poco.
Aunque prefieras decir todo lo contrario.

Lo rápido acaba pronto.
Muy temprano
y eso es así.
Las batallas hay que lucharlas,
pero lucharlas bien y no achucharlas,
como si de ositos de peluche se tratasen.
Y... amor lo siento pero,
yo no veo aquí ni la más mínima guerra
que merezca la pena luchar.

Puedo volverme loca
y estar mal o bien por alguien.
Puedo soñarle, puedo acariciarle
aunque sea en mis pensamientos.
Puedo imaginar que toca mi puerta
y que esa persona se esconde detrás de ella.
Pero es que siento, cada vez más,
que ese alguien
no fuiste,
no eres,
ni serás tú de ninguna manera.
Porque siento que sólo fue
una mentira piadosa más,
sin culpas para nadie ni malos tragos.
¿Comprendes?

~~



viernes, 23 de agosto de 2013

Dile.

Si por mi fuera,
daría todo y nada
por un minuto más en tu pecho.
Por un minuto más
de miradas y caricias.
Por sólo una sonrisa más.
Por estar satisfechos.
Por ser valientes,
sabiendo que aún se puede.
Se puede vivir por lo nuestro.
Así, dile que lo eché de menos
en el frío de las tormentas,
en las noches sin poder dormir,
en la oscuridad
y en Navidad.
Dile que fue un gran momento.
Pero dile, también, que no todo es eterno
y lo sabemos.



jueves, 8 de agosto de 2013

Minitextos #2

Mañanas pintadas de color celeste
junto a mí misma
- aunque, a veces, me pierda -
después de noches rojas,
llena de lágrimas dulces
- por la emoción, claro -.
Por quemarnos la boca y la vida
en este tiempo de vivir.
Por nuestros sueños y otras lujurias.

Disfrutemos.

Minitextos #1

Pasan las noches en la penumbra del mar.
Sin saber qué es lo que ha sido.
Qué ha pasado contigo, conmigo, con todos.
Yo no soy mar ni Luna sobré él.
No soy Tierra ni Sol del atardecer.
Pero si sé que tengo juventud.
Juventud para amar,
para sonreír
y para ser real.

lunes, 15 de julio de 2013

Líneas tristes.

Hola. Estamos a 15 de Julio y ya hace tiempo que no escribo, es tiempo de descansar pero hoy merece la pena narrar unas pocas líneas. Empezamos:
~
Mares pálidos que alcanzan nuestros paraísos,
viajes en nuestra mente,
sueños que aún nos quedan por cumplir,
razones por las que sonreír una y otra vez más,
gente a tu lado a la que quieres infinitamente.

Un mundo donde un día puedes estar y al siguiente no.
Sueños que dejan de existir,
de acariciarte,
se rompen.

Y como si nada se derrumba todo lo que se construía antes.
~
¡Dejemos atrás tanta ignorancia!
Porque, aunque no lo esperes, un día te puede pasar a ti, a él u aquel.

Evitemos que se fuguen vidas tan tempranas con precaución en la carretera.

Hasta siempre.
~


Volveré pronto!

martes, 21 de mayo de 2013

Mírame.

Mírame y dime que ya no volverás.
Que no cruzarás lo que un día fuimos.
Que no romperás con tu dolor.

Porque ya sabes como me siento.
Y yo sé como me siento,
como estrella en la noche,
como flor que brota,
como quién viene y quién va.
Sola, libre.

Mírame y lánzame todo tu aroma,
tu calor, tus lágrimas, tus pesadillas
o incluso tus alegrías.
Porque cada paso que damos,
es un eterno final.

Mírame y di que no jugaste limpio.
Mírame ya.
Porque ambos sabemos la verdad.
Porque nunca pondremos punto y final.

sábado, 11 de mayo de 2013

Como si fuera tan fácil.

Como si fuera fácil callarnos la boca.
Como si del mar se tratara.
Algo tan inmenso,
difícil de tratar, de alcanzar,
y de estabilizar.

Algo que a mí me apasiona,
como si de la lluvia se hablara.
Como si fuese tan simple.
Algo tan natural,
pero difícil de sobrellevar.

Puedes interpretar esto como quieras,
hay mil formas pero,
como si fuera tan fácil.
~

domingo, 28 de abril de 2013

Cada vez.

Cada vez que pienso en tu mirada,
me da un qué se yo.
Como sensaciones incomprensibles y difusas.

Y no logro recordar lo que fuimos
puede ser, que no quiera.

Casi incapaz de amar.
Incapaz de madurar en ese sentido.
De sentir.
En esos tiempos tan pasados
que están presentes en mí.
Aquí y ahora.
Locura y disfrute.
Dolor y ternura.
Sin lágrimas en los ojos,
en mi cuerpo.
Por volverme algo insensible a este momento.
A mi momento.

Cada vez más cerca
y al instante, lejos.

Pero yo seguiré riendo,
aunque piensen que estoy loca.





jueves, 4 de abril de 2013

Vamos a vivirlo bien.

Dicen que volver es de locos.
Que el sonido del reloj retumba,
avisándonos, con sus agujas, de lo tarde que es.

Él me pedía flores
y yo sólo le daba tallos secos
que nunca llegaron a brotar.
Y era algo estúpido, lo sé.

Y ya es tarde para llorarnos.
Para extrañarnos.
Quizás otros lares se dispongan
para hacernos la vida diferente
en otras circunstancias
con otras miradas y sonrisas peculiares.

Por eso y más,
tan sólo,
vamos a vivir.



lunes, 18 de febrero de 2013

La lluvia y tú.

Dicen que mañana lloverá
Y tú estarás ahí, en ese rincón
en el de siempre.
Brotando de energía,
de ganas de vivir,
de hacer, de sentir.
Tan solitaria.
Tan sí misma como siempre.
Eso dicen, sí.




Sensaciones.

Esa sensación que camina por mi lado
que me da escalofríos
y no me deja pensar.
Aquello que nos quita seguridad,
y que nos lleva a la incomprensión vacía.

Vuelve soledad.
Vuelve libertad desenfrenada.
A veces haces falta,
otras, no tanto.

Vuelve soledad.
Vuelve libertad...


martes, 22 de enero de 2013

Un lugar.

Hablo de un lugar oscuro, un lugar soleado.
un lugar lleno de tanto odio y sinceridad.
Un lugar vacío y, a la vez, lleno.
Que cada cosa que aparece
se ve de distinto modo.
Estos delirios y otros fracasos
son más que un paso que tienes que dar
sólo para ARRIESGAR y ACEPTAR.
Para seguir amándote y valorándote
del mismo modo
o incluso,
más fuerte.
Porque las estrellas no se ven todos los días,
- aunque quisieras -
Porque todo lo que nos conlleva en general,
a veces, no se queda para siempre.
Y eso está claro.
Pero te digo,
estos delirios y confusiones desaparecerán
y volverá "la normalidad".
~


domingo, 13 de enero de 2013

Así, tan claro.

Cierra tus ojos y abre tu mente de una vez por todas.
No busques donde no hay y si no te nace, no lo hagas.
~

martes, 1 de enero de 2013

Palabras contadas.

Cuando se acerca el momento y no sabes bien qué hacer.
Cuando pasan los días
algo solitarios y vacíos.
Llenos de pensamientos,
tanto claros como confusos.
Y sientes una voz helada que susurra:
"déjame acompañarte".
-¿Y qué más?-
"Deja que intente arreglarte,
déjame soñar una vez más"#.
-Lo olvidas, esa voz no-.
*
Y vuelves a pensar
en un mundo que nada tiene de rosa.
*
Cuando pierdes algo
y no sabes cómo reemplazarlo.
Cuando quieres dar lo mejor
y no tienes éxito del todo.
Cuando esperas algo más
y no paras de pensar en ello.
Cuando las lágrimas casi llegan
y casi corren bajo tus mejillas.
Cuando escuchas esa canción tan insignificante
-para ti, para mí-
y no puedes evitar emocionarte.
Cuando, en realidad, es un desperdicio.
~
Y es cuando realmente te das cuenta,
tanto de lo que necesitas
como de lo que puedes prescindir.
~