sábado, 10 de noviembre de 2012

No lo sabes o, mejor, no lo quieres saber.

No sabes que quieres en verdad
hasta que pasa por delante.
Lo ves y lo quieres,
lo ves y lo sientes,
lo ves y se encienden las ganas.