jueves, 20 de septiembre de 2012

Seguir y soñar.

Oí que te habías centrado,
oí que tus sueños se hicieron reales.
Sabes que el tiempo pasa,
sabes que las heridas duelen pero cicatrizan.
Hoy es tu tiempo de cambiar,
de encontrar a alguien como tú
o quizás mejor.
Apareces como la nada,
y desapareces sin dejar rastro.
Pero no puedes estar apartado por mucho tiempo.
En la memoria se quedan grabados muchos momentos,
y también en el corazón.
Sabes lo que has hecho y te queda por hacer.
Sabes los momentos bonitos que has tenido,
pero hay miles de cosas que te quedan por descubrir.
Es tu tiempo, que no se compara con el de nadie.
Tiempo que es mejor no perder,
tiempo que dura pero que, a veces, se hace fugaz.
No pasa nada,
no te preocupes,
vive, sueña, desea y aliméntate de las ganas de seguir.