martes, 7 de agosto de 2012

Imaginar.

Caminando sin rumbo cierto,
por algún lugar, ciudad o rincón
te busco sin cesar.
Por las oscuras calles de mi alma,
te canto, te grito, te beso.
Sientes como rebota en nosotros esta sensación intensa.
Sientes la marea cuando sube y no baja.
Así me lo imagino,
así te imagino
mirándome
cada día sin desistir,
sin huir, sin abandonar.