domingo, 15 de julio de 2012

Todo cambió.

Ya nada es igual,
ya nada parece bonito.
Se esfumó lo que se daba
y lo que quedaba por venir, también.
Más bien, fue lo mejor que pudo pasar.
Faltas de respeto,
insultos, llantos y mucho mucho,
DESAMOR.
Solo pudo acabar en esto.
Cada uno con rumbos distintos,
cada uno con pensamientos diferentes.
Ahora hay que mirar al frente,
hacia otra salida,
dejando atrás muchos recuerdos
más dolorosos que felices.
Nueva vida, nuevas experiencias,
sentimientos y sensaciones
esperan.
Pero siempre:
REMEMBER TO SMILE.