lunes, 4 de junio de 2012

Un momento.

Es el momento de la verdad.
Es el momento de volar.
Y olvidar.
Despreocuparse porque acabará pronto.
Todo lo que deseas,
quizás no venga.
Pero sí vendrán cosas interesantes,
que por estar pensando siempre en lo imposible,
no sabemos apreciar.
Párate un segundo
y mira a tu alrededor.
Si te sorprendes,
avísame,
pues no tendrás otra oportunidad.