jueves, 28 de junio de 2012

Momento esfumado y nuevo amanecer.

Te he perdido desde aquel momento.
Te he sabido amar pero también odiar.
No somos iguales.
Nos nos ha ido bien.
Todo lo que he sentido y he expresado,
ha sido de verdad.
Pero ahora nuestra cabeza y si cabe,
nuestro corazón,
es una tormenta cada vez más grande,
alejada y a la vez revuelta.
Te he perdido desde aquel momento.
Te he sabido amar pero también odiar.
Por ello será una tormenta
sin rumbo cierto.
No volverán las sonrisas, miradas,
caricias, reproches y lágrimas.
Una salida,
después de lo que se ha esfumado:
Mirar y sonreír hacia un nuevo amanecer.


martes, 19 de junio de 2012

Volveré pronto.

Hace ya varias semanas que no escribo.
Hace ya tiempo,
tiempo que he invertido en otras cosas,
en solucionar mi futuro.
Todavía espero una respuesta,
que será determinante para mi vida.
Pero pronto volveré.
Y escribiré para ti,
para todos.
Quiero descansar,
y mirar hacia otro lado,
abrir nuevas puertas.
Pero volveré,
en unos días,
en semanas, meses.
Volveré.



lunes, 4 de junio de 2012

Un momento.

Es el momento de la verdad.
Es el momento de volar.
Y olvidar.
Despreocuparse porque acabará pronto.
Todo lo que deseas,
quizás no venga.
Pero sí vendrán cosas interesantes,
que por estar pensando siempre en lo imposible,
no sabemos apreciar.
Párate un segundo
y mira a tu alrededor.
Si te sorprendes,
avísame,
pues no tendrás otra oportunidad.