viernes, 20 de enero de 2012

Marchar hacia algo mejor.

No sabes de lo que te hablo
hasta que me escuchas.
No sabes lo que siento
hasta que te importo.
No sabes lo que necesito
hasta que te hago falta.
No sabes nada,
ni te enteras...
Pero yo si sé algo,
y es que me marcho .
Porque no aguanto más.
Y porque cada día que he esperado
una palabra, una lágrima, una rosa...
me he ido apagando cada vez más.



Se rompieron los sueños y, una vez rotos,
es imposible reconstruirlos en buenas condiciones.
Por eso, sólo queda VIVIR y SOÑAR con algo mejor.