viernes, 25 de noviembre de 2011

No.

No.
No lo hagas. No mires con esos ojos como si estuvieras esperando algo. No intentes arreglarlo, no conseguirás nada. Ya no hay nada que hacer. Ya es imposible recuperarlo. Se estropeó todo, hace tiempo.